Exito con disturbios en Chocopalusa

La primera edición de Chocopalusa se vió en aprietos cuando el stand de Club Sushi fue desalojado cuando los jueces se enteraron de que estaban vendiendo productos de Bauducco.

El Culo Saguier

«El fraude no se puede permitir especialmente cuando se habla de galletitas y en nuestro evento de Asunción,» dijo Alfredo Saguier, alias «El Culo Saguier». «Como Sócrates dijo, el chocolate es la fermentación del éxito. No se confundan con el filósofo, estaba hablando de Cucho Sócrates, el hijo predilecto de Wall Disney, que inventó Wily Wonca y su fábrica de Chocolate.»

«Los perros son unos hijos de puta,» dijo El Culo cuando se le preguntó por su apodo. «Así me dicen desde pre-escolar en el Colegio. Ahora ya no puedo cambiar más porque mis compañeros de colegio son los únicos que me dan trabajo.»

El evento comenzó a las 9 de la mañana en el Centro de Convenciones, pero para las 10 ya terminaron todos los platos principales. «Las principales atracciones se agotaron rápidamente entre gente que fue invitada por nuestras RRPPs que son gente super cool porque así la mejor comida comen ellos y no se desperdicia para que coman todo unos vairos,» dijo El Culo mientras vapeaba, «ay disculpenme, tengo que ir a la barbería, saqué turno y si no llego el barbero me va mandar a la puta. Les paso aca con Carmiña Oasis que es nuestra Brand Manager y le hacemos hacer todo el trabajo porque viene de Villarrica.»

Carmiña Oasis, Brand Manager de Turbodizel Eventos a todo motor

«Todo bien nuestro evento o sea, muchisima gente luego vino, con entrada gratis y pedimos a la gente que por la entrada donen 1 litro de leche de quinoa para los pobres,» dijo Carmiña. «Así nos solidarizamos con los pobres, porque yo me fuí al Parque de la Salud y los pobres son todos fit, o sea, se cuidan nio y eso que no tienen nada para comer, o sea no les podes dar cualquier cosa y por eso pedimos productos fit.»

El stand ganador fue de Octavio  y Filemón con su chocolate estrella «Chuquito el Payaso», un huevo de pascua con forma de payaso, chimichurri, relleno de helado portuguesa bañado en donuts. «Nosotros dijimos que así igualito se come en Buenos Aires, en Toulouse y en los eventos Foodies de Estados Unidos, porque solo la gente foodie puede comer con café orgánico y cerveza artesanal con olor a axila y pigmento suizo de la casa de Anel.»

Octavio y Filemón

«Nadie en el evento luego pudo comer porque nadie es foodie, o sea nadie en Paraguay luego ni se acerca a lo que es un foodie fadluli como le dice Camilo cuando se dirige a un fad (al decir que ahora hacer chocolate sería un fad por su culpa), o sea, nadie acá tiene el cerebro para apreciar esta comida  y culturalmente se ve eso, porque ya ven luego que somos un pais de mierda donde los taxistas comen empanadas sonajero y los taxistas en Buenos Aires comen McDonalds o Pumper Nic y los Uber comen Sushi o Pag Peg.  En Estados Unidos los policias comen donuts y acá comen tortilla y chipa. O sea, por eso ganamos, no hay nada mejor, y eso que esto sería una mierda en Francia, acá se ve como lo máximo,» dijo Octavio.

El próximo Chocopalusa se realizará en el mes del orgullo LGBTI porque según dicen «Chocolate es inclusivo, porque no es chocolato ni chocolata, es para todes en la diversidad y así demostramos que en Paraguay también se puede hacer esta clase de eventos, que estamos en el mapa,» dijo Carmiña Oasis, Brand Manager de Turbodizel Eventos a todo motor. «Además el Papa nos dejó de promocionar por eso, y eso nos dió más publicidad.»

Afuera de todos los Chocopalusa, habrán casillas de chipas, empanadas, asaditos y minutas de la Fábrica Campesina de Ere Erea y Hermanos S.A., un empresa social que surgió para redescubrir nuestra cultura tradicional y ayudar los pobres para juntar plata y viajar al próximo festival Homo Sapiens 2020 en Nueva York, pero solo los dueños de la empresa, para tener en el Instagram fotos que nadie tiene y preparar una nueva charla de emprendedores.

Deja un comentario