Adellio Carisio, el tipo que nunca salio de su barrio

Adellio Carisio

Adellio Carisio, era un joven que tenia muchos amigos, pero era muy desolado porque nunca salio de su barrio, un dia su amigo Losperro le dijo, “vamos pues a chupar a 904, ahi nos vamos a ir todos a chupar a las 7 despues del trabajo, conoces 904??” “Si,” respondio Adellio, con interna exactitud. “Dale, nos vemos ahi, ya es hora que salgas un poco de tu barrio,” respondio Losperro y se fue. Pero lo que Losperro no sabia es que Adellio (hijo del monigote) estaba convencido de que 904 era la numeracion de la casa de su vecina “la vieja Carcucha”. Adellio penso que Losperro se iba a ir ahi a chupar y no al pub 904 que queda en el centro. “Me parecia luego raro que Losperro se iba a ahi, pero sabes lo como es Losperro”, nos comenta Adellio que nos esta contando la histora con el pie enyesado.

Giovanni Losperro

Llegaron las 7 de la tarde, la hora de salida de trabajo, y Adellio se dirigia a la casa con numeracion 904 de su barrio (que boludo) cuando estaba afuera de la casa, Adellio le llamo a Losperro por su celular, le dijo, “Hola Losperro, estoy afuera,” y Losperro le respondio: “Y entra nomas pelotudo, estamos aca chupando y esperandote!” “Entro nomas asi de golpe?” pregunto Adellio a lo que respondio Losperro: “sii imbecil, entra noma se entra nomas si es un lugar para chupar!!” Adellio cerro su celular, se sono el cuello y entro como si nada a la casa de numeracion 904 que el pensaba que Losperro estaba ahi chupando, y no tenia idea que Losperro le habia dicho a el que se iba a ir a 904 en el centro y no a la casa de Carcucha que tenia la numeracion 904 en su barrio.

Al entrar a la casa de Carcucha por la muralla, porque no andaba la puerta, segun Adellio, que queria abrir una puerta llaveada, le dispararon en la pierna los guardias de seguridad. La señora Carcucha salio alarmada en bata de pelpa (una prenda romantica) a ver que pasaba al escuchar los gritos y pistolazos, ahi encontro a Adellio, sangrando y amutilado, lo levanto, le curo y le adopto como su nieto que nunca tuvo.

Hoy en dia Adellio es un perfecto sarpilanga, todo el dia esta sentado afuera de la vereda de carcucha tomando terere en zapatilla con un pie enyesado, ya que una de las zapatillas nole iba a entrar por el yeso, y eso le paso por nunca salir de su barrio, y nunca mas ablo con los perro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *